Memorias de un webmaster (parte 1)

Memorias de un webmaster (parte 1)

Contenidos From the Author

¿Qué significa ser un webmaster? La verdad es que la palabra está tan trasnochada que ha perdido parte de su significado o esencia. Según la traducción del término inglés, maestro de la web, vendría a significar algo así como persona que se hace cargo de una web y de su mantenimiento. Por extensión, también se entiende la persona que hace la propia página web y, como hemos podido comprobar los que nos dedicamos a esto, con el tiempo se han añadido muchas más funciones y responsabilidades a dicho trabajo. Eso sí, en la mayoría de los casos, sin un incremento de sueldo.

Hablando de los sueldos: cuando empecé a desarrollar páginas web, hace ya más de diez años, los precios eran bastante más caros que ahora. En aquellos tiempos cualquier página costaba un pastizal, y los que me precedieron, llenaron los bolsillos con proyectos más o menos buenos, pero eso sí, con jugosos beneficios. Cuando empecé a desarrollar la profesión, los precios ya estaban a la baja. Y no vale la pena que hablemos de lo ocurrido en la última crisis, sí, aquella que algunos políticos se empeñan en decir que ya ha terminado.

Con los informáticos ocurre una cosa curiosa. Mucha gente piensa que si uno se dedica a hacer o mantener páginas web, es decir, si es informático, ya sabe hacer cualquier función relacionada con el mundo de los ordenadores. “¿Haces páginas web? ¡Perfecto! Entonces me podrás quitar un virus que tengo en el ordenador”. También existe la versión “¿tú eres informático, verdad? ¿Me podrías mirar el ordenador que ha dejado de funcionarme el disco duro?”. Al principio te lo tomas con gracia, aunque de tanto repetirlo, al final acaba irritándote. En el campo de la informática puede que haya más especialidades que en la medicina. De la misma forma que no pediría a un traumatólogo que me diagnosticara mi enfermedad de riñón, tampoco tiene mucho sentido que un desarrollador de HTML tenga por qué saber arreglar un disco duro.

Bueno, lo cierto es que a pesar de todo, ser webmaster es una profesión intensa y apasionante. Partimos de la base de que si lees estas líneas, te interesará el tema de las páginas web o quizás te gustaría trabajar en este sector. Por esa razón me he decidido a escribir una serie de artículos contando mis experiencias y mi punto de vista sobre algunos de los aspectos relacionados con mi trabajo. Quizás puedan ser de utilidad a alguien.

¿Qué actitudes y aptitudes básicas son necesarias para desempeñar este trabajo? Una buena base técnica, teórica y práctica siempre son importantes. Sin embargo, considero que la cualidad más importante que debe desempeñar un buen webmaster es la flexibilidad. Quizás parezca un poco extraño y chocante. Pero, ¿no es lo más importante estar al día con la últimas tecnologías, como HTML5 y CSS3? ¿No sería mejor ser un experto en jQuery? Todo eso es necesario. Pero dejadme que os explique, en el próximo artículo, cómo la flexibilidad salvará más de un proyecto y, sobre todo, nuestra salud mental.