Tienes visitas pero no conversiones, tu empresa necesita CRO

Tienes visitas pero no conversiones, tu empresa necesita CRO

Business Intelligence Contenidos
Algo no marcha del todo bien. Tienes visitas en tu página web ─bastantes, de hecho─, pero la tasa de conversión es ridícula. La gente entra en la web pero no compra. No se apunta a la newsletter. No rellena el formulario que le presentas. Evidentemente, algo no funciona como debería, y CRO está ahí para solucionarlo.

¿Qué es CRO?

CRO es el acrónimo de “Conversion Rate Optimization”, u optimización de la tasa de conversión en castellano. Es un conjunto de técnicas de análisis y diseño destinadas a optimizar la ratio de conversión en una página web, de tal manera que logremos “convencer” al usuario de que realice la acción para la que dicha página web fue creada. Por ejemplo, en una tienda online el objetivo final será que el usuario compre nuestros productos; en la web de un negocio tradicional con presencia en Internet el objetivo puede ser que el usuario solicite un presupuesto o que contacte con la tienda, y en una página sobre trading puede que queramos que el usuario se descargue nuestro curso básico, para después poder venderle más fácilmente el curso avanzado de pago.

Por tanto con el CRO apuntamos a realizar una serie de buenas prácticas orientadas a mejorar la página para que la tasa de conversión aumente. Para esto es imprescindible que la página tenga la mejor usabilidad posible: sin usabilidad estas técnicas no sirven de nada. Pero el CRO va más allá de la mera usabilidad. Hay que convencer al usuario de que realice la acción, de que pase de ser un observador a un cliente. Hay que persuadirle, y nuestra única herramienta es la propia página.

Cómo usar el CRO

Y precisamente por este motivo hay que utilizar el CRO para aumentar las probabilidades de que el visitante de la página se convierta finalmente en cliente. No basta con cambiar lo que pensamos que va mejor o peor en la web, hay que seguir un proceso que garantice que el impacto de los cambios se va a ver realmente reflejado en el resultado final. Para ello realizaremos una serie de buenas prácticas.

En primer lugar, analizar. Ver que es lo que puede fallar en la página. ¿Por qué el usuario ha estado solo de paso, sin llegar a realizar la acción? Puede que los usuarios salgan de la página apenas han llegado a ella o quizás exista una alta tasa de rebotes.

Una vez realizado el análisis de los posibles problemas debemos realizar una serie de hipótesis de los mismos. ¿Existe un problema con alguno de los elementos de la página que la hace poco usable o atractiva? ¿Hay algo mal explicado? Si la web es una landing page puede que los criterios por los que el usuario haya llegado a ella no se correspondan con sus necesidades. El siguiente paso sería verificar estas hipótesis, realizando test que nos permitan concluir que nuestros planteamientos han sido acertados o erróneos.

A continuación viene la parte eminentemente práctica: realizar los cambios necesarios para modificar los elementos a mejorar detectados en las fases anteriores, ya sean estos formularios, imágenes, palabras clave o la web entera. Una vez realizadas estas modificaciones se han de analizar para comprobar si realmente la tasa de conversión ha mejorado o por el contrario sigue estando igual.

El último paso, y el más importante, es realizar un ciclo de mejora continua. Los pasos anteriores no sirven de nada si no se reevalúan continuamente los posibles cambios y mejoras a implantar. La web, los dispositivos y en definitiva los usuarios evolucionan de manera continua. Nosotros debemos evolucionar con ellos.

 Arriba

 

Linkbuilding novedades del 2018

Linkbuilding novedades del 2018

Business Intelligence Tecnología Web

El Link Building consiste en hacer que diferentes enlaces posicionen nuestra tienda online, web o blog. Sin duda, estamos ante uno de los retos más importantes del posicionamiento SEO. ¿La clave de su éxito? Estar al tanto de las novedades y tendencias para este 2018.
La idea es adelantarse a los competidores y actuar con ventaja, pero para ello es necesario estar al corriente de las últimas estrategias. Este año, lo que prima son los enlaces de calidad. El Link Building está siendo penalizado por Google y lo que hay que hacer es conseguir enlaces por medio de diferentes dominios que tengan mucho peso.
Lo importante no es adoptar multitud de enlaces dispersos sino tratar de obtener enlaces naturales, gracias al prestigio de algunos blogs, marcas o periódicos importantes. Con este tipo de páginas no se puede competir, de ahí lo tremendamente interesante que resulta el buen Link Baiting, o lo que es lo mismo, el poder de generar contenido tremendamente interesante para captar al usuario.
La forma en la que funcionan los motores de búsqueda en internet nos sirve de orientación a la hora de establecer una estrategia SEO eficaz. De esa forma, el SEO sigue presente año tras año, independientemente de los cambios y transformaciones que haya experimentado el comportamiento de los usuarios.
Sea como sea, el posicionamiento de una web junto a una técnica sencilla de Link Builing es algo que se ha quedado obsoleto y los resultados alcanzados pueden estar por debajo de los esperados. La creación de enlaces sigue siendo una técnica efectiva en 2018, pero las reglas del juego ciertamente han cambiado y ahora priman otras cosas.
La clave “cantidad” ha dejado de ser un arma poderosa y ahora el valor o calidad de esos enlaces es lo que más importa. Esto significa que es mucho más interesante para una tienda online contar con el apoyo de una web de prestigio que genere confianza, a otras muchas páginas que en comparación sean de baja calidad.
Hemos hablado del Link Baiting, no como una nueva estrategia de marketing digital, sino como un medio que poseen las plataformas más reputadas para llegar a más usuarios a través de la fuerza de su contenido. El objetivo es ganarse la confianza de los internautas y dotar de mayor contenido nuestra propia web.
Esto se plantea como un nuevo reto, con mayores dificultades y un esfuerzo adicional. Sin embargo, en la actualidad prima la originalidad por encima de todo y esa es la única manera de diferenciarse del competidor. Como es natural, también resulta conveniente ser constante en las redes sociales y mantener una presencia activa.
Google no puede mantenerse impasible e indiferente ante la gran relevancia de las redes y sus algoritmos han sufrido algunas modificaciones para reflejar su importancia en el posicionamiento web.
De esa forma, es imposible llevar a cabo una estrategia óptima sin utilizar el poder de las redes, sin ofrecer contenido relevante que sea de calidad y sin obtener enlaces en plataformas de confianza.

4 optimizaciones del perfil de Google My business de tu empresa

4 optimizaciones del perfil de Google My business de tu empresa

Business Intelligence

La presencia de una empresa en Google My Business representa uno de los factores más importantes para la clasificación y calificación de una firma en los motores de búsqueda y, por extensión, para el SEO.

Aparecer correctamente clasificado en Google My Business permite controlar cómo se aparece en las búsquedas de Google, cómo se visualiza la marca en Google Maps y cómo se nos ve en Google Plus. Por otro lado, para usar las aplicaciones de ubicación de Google Adwords es necesario estar en My Business de Google.

Hay que tener en cuenta que Google utiliza algunos parámetros del registro en My Business para atribuir las posiciones locales de las empresas. Entre ellas, la importancia de la empresa, la distancia física entre los usuarios y la firma y la relevancia de los datos aportados en el perfil.

De entrada, hay que crear un perfil en Google My Business, lo demás, para sacar todo el rendimiento a esa presencia, es mejorarlo con algunas claves. Cuatro claves tan fáciles como éstas:

Mantener la información de la empresa siempre actualizada. Parece mentira, pero es muy importante mantener la cuenta de Google My Business, que es lo más parecido a una tarjeta de visita de la firma, con la información al día. Ésto se puede hacer por lo menos una vez cada tres meses. Hablamos de modificar la categoría de la actividad a la que se dedica la empresa -o ampliarla- si se da el caso. También afinar en la descripción de las actividades a las que se dedica y por supuesto los horarios Valor como el de consignar horarios de aperturas especiales., como en época navideña, en vacaciones de verano o en días festivos señalados. Google prima las actualizaciones de los perfiles de My Business como lo haría con cualquier contenido informativo colgado en Internet.

Animar a los clientes a dejar sus opiniones. Es una buena idea proponer a los usuarios que opinen sobre los servicios y los productos de la empresa. Se puede invitar al público a opinar remitiendo un correo electrónico o agregando notas en el perfil de Google My Business. Pero, ojo, los comentarios falsos están penados. El algoritmo de Google se encarga de certificar que no se falsean las opiniones.

- Agregar todas las ubicaciones de la empresa. Se trata de colocar los datos geográficos de las oficinas, de los centros de trabajo y, muy especialmente, de los lugares a donde deben acudir los consumidores. Es la única forma con la que se puede garantizar que se llega al público local en todo momento.

- Renovación constante de las imágenes asociadas. De lo que se trata es de incluir imágenes de las instalaciones para que éstas sean reconocidas, pero también de los productos, de las ofertas y de cualquier información visual que aporte valor añadido.

Con estas pautas, manteniendo el control de la información que se publica en Google My Business y actualizándola regularmente, Google obrará el milagro de posicionar y recomendar a la empresa. Así de claro, así de fácil.

¿Qué es Google Tag Manager?

¿Qué es Google Tag Manager?

Business Intelligence Tecnología Web

Google Tag Manager (GMT) es una herramienta completamente gratuita, que le permite al usuario administrar e implementar etiquetas de marketing (es decir píxeles de seguimiento o fragmentos de código), tanto en su web como en una aplicación móvil (la app está integrada con la plataforma Firebase, de Google), sin tener que modificar el código.

Utilidad 

Con GTM es factible actualizar y añadir etiquetas personalizadas, de terceros o de Google Analytics, AdWords, Floodlight y Firebase Analytics, directamente desde la interfaz de usuario sin necesidad de cambial el código de los sitios web. Este sistema permite reducir el número de errores y da mayor libertad de trabajo a la hora de analizar el tráfico y optimizar campañas de marketing.

Aparentemente, GTM es muy sencillo. Una web puede ser una fuente de datos, que se comparte con otra fuente, mediante el Administrador de etiquetas de Google. GTM permite de esta manera, administrar muchas etiquetas y esto es posible, porque todo el código se almacenará en un solo lugar. De esta forma, el especialista en marketing puede administra por sí mismo, dicho código.

Funcionamiento básico de GTM

GTM tiene tres elementos principales, a saber: las etiquetas (que son píxeles de seguimiento o fragmentos de JavaScript), los disparadores (le indican la herramienta cómo y/o cuándo “disparar” una etiqueta) y las variables (toda aquella información adicional que GTM pueda necesitar para que funcionen tanto las etiquetas como los disparadores).
Una etiqueta sirve para enviar información desde una web o una app, a un sistema externo (por ejemplo, Google) y le evita al usuario la necesidad de añadir directamente dichos fragmentos de código, a los archivos de su web o de la aplicación móvil.

Con GTM, el usuario ya no necesitará realizar un mantenimiento de los fragmentos de código en los archivos de código fuente, ya que desde la interfaz de la herramienta podrá elegir qué etiquetas desea activar y en qué momento hacerlo.

Generalidades

Más allá de que Google anuncie que es una herramienta muy simple y que para poder emplearla no es necesario contar con la ayuda de un desarrollador web, la realidad es que para darle a Google Tag Manager el mejor uso, conocer sus múltiples funciones y opciones y utilizarlas con soltura y eficacia, es fundamental que el usuario se prepare, mediante la realización de algún curso o la visualización de los diversos tutoriales, que hay a su disposición.

Son necesarios algunos conocimientos técnicos básicos, para que el usuario pueda comprender cómo configurar tanto etiquetas, como desencadenantes y variables. También es fundamental comprender cómo funciona Google Analytics y las demás fuentes, qué son los eventos y qué datos pueden rastrearse con ellos, cómo son sus informes y de qué manera nombra las categorías, acciones y etiquetas.

Lo destacable es que, una vez que se comprenden y conocen todas las posibilidades de uso del GTM es muy fácil administrar y rastrear múltiples etiquetas con esta herramienta, que resulta funcional y eficiente. De hecho, quienes la emplean con asiduidad comentan que es una magnífica ayuda, para quienes se dedican al Marketing.

Facebook ADS: creando oportunidades de venta

Facebook ADS: creando oportunidades de venta

Business Intelligence Redes Sociales
Las redes sociales, como Facebook, son un campo perfecto para presentar tu producto, mostrar cómo funciona tu empresa y dar rienda a los artículos que vendes. De todo ello se ocupa Facebook ADS. Con este sistema creas oportunidades de ventas allí y con quien quieras.

Así se denomina la forma de crear y publicar anuncios en la popular red social. Desde la misma puedes preparar toda una campaña publicitaria que se complementa y modifica a tu gusto. Las posibilidades de personalización, la amplitud del público potencial y los gastos ajustados son algunos de los puntos fuertes de Facebook ADS.

Y no solo eso, sino que permite un seguimiento exhaustivo y las modificaciones pertinentes en tiempo real. Pongamos por caso que deseas una nueva segmentación o cambiar el pago que realizas. El sistema te permite una adaptación total, reformulando tu campaña publicitaria sobre la marcha.

Aquí entran en juego unas herramientas que monitorizan tus anuncios y su impacto. Puede resultar un tanto tedioso al principio, pero juegas con datos de gran importancia. Gracias a ellos, podrás cambiar la aparición de tus anuncios para una hora más favorable, establecer nuevos parámetros del público al que llegar y modificar la campaña para convertirla en más rentable.

Juega en varias bandas sin perder el norte

La amplitud de posibilidades y de ámbitos donde moverte pueden llevarte a cierta confusión. Tranquilo, Facebook ADS te facilita todos los procesos de publicación, seguimiento y modificación.

Eso sí, no te duermas en los laureles. Facebook pone varias plataformas desde las que demostrar tu producto e interactuar con los posibles compradores. Por ejemplo, actuar desde la red social o combinarla con Instagram. Tendrás la oportunidad de conversar y resolver dudas mediante Messenger. Y, una posibilidad interesante, utilizar Audience Network para usar tu mismo anuncio de Facebook en otras plataformas y webs.

Las redes sociales te permiten publicitarte, pero también interactuar con los visitantes y convencerles personalmente de las bondades de tu producto. La información navega en dos direcciones. Recuérdalo, ya que no tendrás una web donde la gente entra curiosea y decide si comprar o no. Con Facebook puedes recibir comentarios, preguntas y valoraciones.

Segmenta y revisa datos todos los días

Facebook ADS permite escoger a quién quieres llegar. Es lo que se conoce como segmentación. Lleva poco tiempo, quizás te consuma más pensar a quién dirigirte que seleccionarlo en la sección de ADS, pero es muy importante.

No vale cualquiera, no todo el mundo te interesa… ¿o sí? La herramienta te preguntará por segmentos de lugares y edades. Así, el anuncio se dirige a un público concreto.

Revisa cómo es recibido el anuncio y contempla la posibilidad de pagar más o menos por la campaña. Hazlo diariamente. Escoge las horas con más tráfico y las ciudades a las que puedas realizar envíos.

Atrae tráfico con concursos, encuestas y promociones. Como dice su anuncio: ¡Unos 2000 millones de personas usan Facebook cada mes!

 Arriba

 

¿Qué es el keyword stuffing y cómo afecta a tu posicionamiento?

¿Qué es el keyword stuffing y cómo afecta a tu posicionamiento?

Sin categoría

Las técnicas y sistemas para la optimización de contenidos están en constante renovación. Lo que antes valía, ahora no. Es el caso del keyword stuffing o, lo que es lo mismo, el excesivo uso de palabras clave de relleno, mal enfocadas, dentro de un texto. Esta técnica de black hat SEO no solo puede conllevar la penalización de tu sitio web por parte de Google, sino también el destierro a las últimas posiciones de los resultados de búsqueda.

El keyword stuffing: una técnica poco efectiva para el posicionamiento SEO
Hasta hace algún tiempo, el keyword stuffing era una técnica SEO aceptada. Sin embargo, Google Panda puso fin a esta práctica, aplicando penalizaciones a aquellos sitios web que abusaban de este sistema. No es para menos, muchos lo llevaban al extremo, deshumanizando los textos y originando una experiencia de usuario totalmente negativa con el único objetivo de lograr los mejores posicionamientos y generar tráfico de visitas para vender un servicio o un producto.

A partir de ese momento, Google comenzó a priorizar los contenidos que aportaban valor al usuario y se adaptaban a él. El número de palabras clave pasó a ser secundario y priorizó en el ranking aquellos contenidos con información útil, bien organizada, sintetizada y original.

Google no establece ningún porcentaje de densidad de palabras claves, pero sí recomienda naturalidad. Justo lo contrario de lo que pasaba con el keyword stuffing. Se podía ver en forma de listado de palabras, dentro de anuncios publicitarios o en párrafos contiguos, en los que aparecían palabras repetidas deliberadamente y sin sentido originando un texto sin sentido.

Seguir utilizando esta técnica conlleva riesgos. El primero es que Google penalice tu web destinándola a las últimas posiciones, incluso condenándola a desaparecer de cualquier ranking de búsqueda. El segundo es la pérdida de todo tu trabajo y tiempo y el esfuerzo de volverla a poner en marcha.

No cabe duda, de que el contenido es la técnica por excelencia en el SEO. Claro, cuando hablamos de contenido, nos referimos al de calidad. Tiene que informar, aportar valor, distraer o resolver una cuestión para ofrecer la mejor experiencia de usuario posible.

Entonces, ¿no se puede repetir la palabra clave? Lo primero, olvídate de Google y de los demás buscadores y redacta textos fluidos, naturales y con valor para tu audiencia. Puedes, y debes, repitir la palabra, pero con moderación y naturalidad. No hay una densidad de keywords establecida o correcta, ya que cada buscador tiene sus propios parámetros para comprobarlas.

Es normal que a lo largo de un texto haya algunas palabras relacionadas que se repitan más veces. No las introduzcas sin sentido, porque actualmente no un factor de posicionamiento. Hay que escribir para los usuarios, no para los buscadores. No existe un porcentaje ideal de repetición de la palabra clave, pero se recomienda no sobrepasar el 3%. De todas formas, si tienes dudas, hay herramientas que te ayudarán a calcular la densidad de palabras clave, como Keywords Analizer o SEOquake.

Qué es el contenido duplicado y por qué debes evitarlo a toda costa

Qué es el contenido duplicado y por qué debes evitarlo a toda costa

Business Intelligence Contenidos
El contenido duplicado es uno de los factores que contribuirán a que los buscadores no aprecien tu página como se merece. Solemos preocuparnos de elegir las palabras clave adecuadas para nuestros textos, de obtener enlaces…, pero nos olvidamos del contenido duplicado. ¿Constituye realmente un problema?
Qué esCualquier texto que se repite en más de un sitio web es contenido duplicado, y supone un problema importante si tu objetivo es que tus páginas reciban el mayor número de visitas posible.

Los buscadores tratan de dar el mejor servicio a sus clientes, y, entre otras cosas, también procuran evitar que en sus búsquedas aparezcan, una y otra vez, los mismos contenidos. Para conseguirlo, establecen unos filtros que desdeñan el contenido duplicado, y es esencial que tú lo evites también si deseas propiciar la difusión de tus páginas.

Así pues, deberías utilizar títulos y descripciones distintas en cada una de tus páginas, y en cada uno de tus sitios web.

No basta con evitar las copias

Seguro que piensas que en tus páginas web no hay contenido duplicado, ya que tus textos son siempre originales ─nunca copiados de páginas ajenas─ y no aparecen más de una vez. Pues, incluso en este caso, los buscadores pueden «censurarlos» por creerlos copias. ¿Cómo es posible?

Quizás tus páginas no operan solo con el dominio canónico. Es importante que, si poseen más de una URL ─es decir, si se puede acceder a ellas en dos direcciones (por ejemplo, tanto con «www» como sin estas letras)─, esté correctamente establecido el dominio deseado para que no sean tratadas como páginas distintas. Lo mismo sucede cuando tiene una copia https, o cuando cada sesión de usuario es distinguida en la URL. En tus mapas de sitio web (sitemaps) solamente debe aparecer la versión canónica.

Tampoco tienes que olvidar que en el diseño de algunos blogs a menudo se repite el mismo contenido en varias de sus páginas, o que igualmente debes configurar de manera correcta la URL de la versión para móviles de tus sitios web. Y puede que hayas creado un dominio diferente para cada país (.ar, .es) pero el contenido sea el mismo.

Herramientas para detectarlo

Te preguntarás cómo saber ahora si los textos de tu web son realmente únicos. No te preocupes, no estás solo. Existen herramientas que pueden ayudarte a descubrir contenido duplicado en tus páginas.

Una manera fácil de hacerlo es utilizando Google, que lo reconoce cuando se encuentra en títulos y descripciones. Puedes comenzar usando Google Webmaster Tools, aunque existen otros muchos útiles potentes que lo detectan, como Screaming Frog o SiteLiner.