Usos prácticos para los chatbots para empresas

Usos prácticos para los chatbots para empresas

¿Realmente necesitamos robots para charlar y decirle tonterías y ver a ver como reacciona?

Creo que estamos desaprovechando una tecnología muy útil para cualquier negocio o sector pero en realidad la finalidad que estamos viendo es que utilizamos los bots como un juego o pasatiempo con el cual interactuar y ver como son sus respuestas, a ver si nos pueden sorprender.

Es como si estuviéramos comprobando que realmente esta tecnología puede mantener una conversación igual que un humano.

Desde mi punto de vista, a este uso no le veo utilidad ninguna como herramienta de trabajo.

Los chatbots cada vez aprenden con más facilidad, evolucionan mucho más rápido, y empezamos a ver que en cualquier lado nos podemos encontrar con un asistente virtual.

Por ejemplo, en la nueva actualización de la app de Skype para disponitivos móviles nos encontramos con un nuevo apartado donde están instalados una serie de bots (cada uno especializado en un tema) y podemos interactuar con ellos, hacerles preguntas, mantener una conversación, posiblemente sepan alguna respuesta, acertada o no, eso es algo que tendréis que descubrir vosotros mismos si tenéis la curiosidad.

A continuación vemos unos ejemplos de como se presentan y funcionan.

Podemos ver que hay muchos chatbots con los que poder interactuar y sobre distintas cosas, desde entretenimiento, negocios,entre otros.

Nosotros hemos decidido interactuar con Murphy a ver con qué nos sorprendería.

¿Si los plátanos fueran rojos?

Como podemos ver esta puede ser una muy buena opción de entretenimiento cuando viajamos con niños pequeños y tienen el momento de ¿Y por qué? ¿Y por qué? ¿Y por qué? ¿Y por qué?…

Pues la respuesta es; puedes preguntarle a este señor que todo lo sabe a ver que te dice.

Creo que es una buena utilidad para estos chatbots.          

Seguimos viendo que esta herramienta se sigue utilizando como entretenimiento y no como trabajo o incluso me atrevería a decir como máquina de hacer dinero.

¿Cuando se creó esta herramienta fue con un objetivo de ocio o para aplicar a los negocios? 

Si en algún momento alguien nos propone que un chatbot será útil para nuestro negocio, que debemos instalar uno en nuestro sitio web, que es el futuro que seremos de los primeros en tener un asistente virtual a medida y con todas la funcionalidades que nos gustaría incluir en el departamento de atención al cliente… nos paramos a pensar, ¿mis clientes realmente van a pararse a hablar con un robot? ¿o van a buscar directamente lo que buscan?

Pues bien, vamos a ponernos del lado del usuario.

Una persona tiene la necesidad de hacer una consulta concreta para poder realizar el trámite legal de empadronarse en un nuevo municipio, entra en la página oficial de éste y se encuentra con una red enmarañada de información que no sabe ni donde buscar, introduce palabras clave en el buscador y lo que hace es encontrarse con centenares de artículos y noticias que no le solucionan su duda, ya de desesperado utiliza el asistente que aparece en la parte de abajo (ya que aún somos reacios a hacer uso de este tipo de tecnología) el cual le saluda diciendo:

Hola ¿En qué puedo ayudarte?

¿Pensáis que la persona que tiene un objetivo claro lo que necesita en entablar una conversación amena con un robot?

Sinceramente, si yo fuera esa persona estaría ya cansada de buscar sin éxito y lo último que me gustaría sería que tuviera que explicar toda mi vida a una máquina para que me conteste lo que busco que seguramente solo sea una palabra.

Si este chatbot a mayores nos diera como saludo un Hola y tres opciones, quizás acierte con lo que buscamos y quizás no, pues no pasa nada, escribimos las palabras clave que consideramos y el hará la búsqueda más acertada e irá guiando tu búsqueda sin necesidad de que tu tengas que ir cambiando de pag dentro de la web, ya se encarga él de buscar entre todos los datos y en pocos minutos la solución está lista.

Actualmente cuando hablamos de Inteligencia Artificial, chatbots, solo pensamos en conversaciones y la verdad que esa debería ser la última utilidad que debe tener esta herramienta por las razones que acabamos de ver

Nadie con un objetivo claro quiere conversar con una máquina, quiere soluciones rápidas e inmediatas sin demasiado esfuerzo.

Volviendo a nuestro negocio.

Si queremos incluir un chatbot, primero tenemos que mentalizarnos que no es una máquina que hablará con la gente porque es lo último que necesitan, y no es una herramienta útil para nuestro perfil ni servicio,sino una herramienta que va a ayudar a guiar en las dudas a tus clientes o usuarios.

La inmediatez, eficacia y resolución de los problemas será lo que dé la buena imagen a tu negocio y a la funcionalidad que aporta tu herramienta a tu sitio web y negocio.

Todas las buenas experiencias se ven reflejadas en el negocio en general.

Cómo somos muy pocos los que entendemos que los chatbots no son herramientas de conversación, o al menos, solo de conversación, no podemos quitar esa opción al cien por cien de nuestra versión, ya que nuestros usuarios se sentirían perdidos y no asociarían esta herramienta a un bot sino a algo distinto que no tiene nada que ver, siendo esto un error, pero sí podemos utilizar la forma mixta donde combina las opciones que nosotros consideramos que pueden ser de interés en nuestro negocio y la conversación común por si ninguna de las opciones que ofrece no es de nuestro interés.

De todas formas antes de crear un asistente virtual a medida tenemos que valorar y analizar muchos puntos para poder conseguir un resultado funcional, eficaz, fácil y útil para ambas partes, la de usuario y empresario.

  • Tenemos que saber que estética, logo, o imágen va a representarlo: Lo más normal es que sea acorde con la imagen corporativa de la empresa.
  • Qué funcionalidades vamos a querer incluir en nuestro bot, por ejemplo, un buscador, un servicio de pago propio para que les sea más cómodo a los clientes… dependerá de cada negocio elegirá la instalación de unos servicios o de otros.
  • Que tipo de trato va a utilizar con los usuarios, cordial, impersonal, familiar, educado, informal…
  • Cuales van a ser las opciones predeterminadas que va a ofrecer en cada momento, por ejemplo, al principio puede ofrecer productos, servicios, otros y a continuación según vaya navegando el usuario se irá adaptando a sus necesidades.
  • Respuestas predeterminadas, vocabulario; nos referimos a qué tipo y forma de preguntas y respuestas va a gestionar esta herramienta para que nos gestione todas las cuestiones de manera correcta sin errores y forma homogénea a todos los usuarios.
  • También podemos utilizar esta herramienta para mejorar la base de datos y completar el perfil de cada cliente viendo cuales son sus gustos, cuales son sus búsquedas y poder ofrecerle productos similares en futuras ocasiones que pueden ser de utilidad pero sin la necesidad de buscarlos él mismo.

En resumen, podemos ver que un asistente virtual tiene muchas más utilidades y funcionalidades que las de simplemente charlar, que en el fondo charlar con una máquina es lo último que buscamos cuando necesitamos respuestas rápidas.

¿Conseguiremos utilizar bien este tipo de herramienta en un futuro próximo?

Business Intelligence Contenidos Redes Sociales Tecnología Web

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *