Chatbots – accesibilidad y usabilidad

Chatbots – accesibilidad y usabilidad

En primer lugar vamos a describir de forma escueta lo que es accesibilidad y usabilidad

Ambos conceptos son distintos y se trabajan de forma diferente.

Hablamos de que una web es usable cuando cumple ciertos requisitos como por ejemplo que su tiempo de carga sea corto, que los enlaces funcionen todo y dirijan a la pagina correcta, que la web sea clara en su diseño donde los clientes no se sientan perdidos o tengan que buscar por toda la web la información que buscan, el uso de la “migas de pan” ayudarán en este aspecto al usuario, ser concisos y claros a la hora de colocar texto, no sobrecargar de contenido, la colocación de los contenidos que sea coherente, por ejemplo que en la pestaña contacto aparezca la dirección, teléfono, mapa, formulario de contacto y no otra cosa que no tenga nada que ver, esto es comparable a las secciones de un supermercado, tenemos claro que en frutería vamos a encontrarnos los productos frescos y no enlatados.

Cuando decimos que una web es accesible significa que personas con alguna discapacidad, como puede ser la falta de visión, y personas de edad avanzada que tienen dificultades para poder ver con claridad, pueden utilizar igualmente ese sitio web ya que se incluirán una serie de recursos que ayudaran a la navegación.

Pero la accesibilidad también es cuando el acceso a ese sitio web es universal sin barreras de idioma, navegador, hardware, software, tipo de dispositivo donde se abre, uso o no de plugins…

Todo debe fluir y estar en concordancia con todos los elementos y su entorno.

Una vez que tenemos aclarado los dos conceptos vamos a centrarnos en como un invidente hace uso de internet.

Ellos utilizan unos programas y/o herramientas especializadas llamadas “lectores de pantalla”  y tal como dice su palabra ayudan a “leer” todo el contenido de cada pag web a la que acceden y también les ayuda a navegar físicamente, incluye una tecla de tabulación que le ayuda a cambiar de página y navegar más cómodamente.

Aunque todos estos avances son de gran ayuda para la autonomía de personas con estas características aun son muy rudimentarios y lo que nosotros podemos hacer en unos segundos ellos pueden tardar minutos.

Por ejemplo cuando entramos en una página de productos de moda buscamos el departamento que nos interesa y accedemos a el, bien, pues este simple hecho que para nosotros no supone ningún tipo de esfuerzo para una persona de visibilidad reducida le puede suponer un par de minutos ya que tiene que analizar toda la página web para elegir finalmente el apartado en el que quiere entrar y una vez que entra tiene que volver a empezar todo el proceso, y así con todos los sitios que desee visitar.

Cuando una página tiene imágenes y su creación está consolidada con una buena accesibilidad se podrán describir el contenido de lo que aparece en esa foto.

Cuando el uso de internet empezó a ser una herramienta básica para la vida de cualquier ciudadano, la W3C (Consorcio del WWW World Wide Web) pensó en esa parte de la sociedad que también tiene derecho a navegar por la red pero con cuestiones físicas no puede, así que desarrolló una actividad dedicada a que esta parte de la sociedad se integrara en la  navegación por internet y así nació la Iniciativa de Accesibilidad Web conocida como la WAI.

Para poder guiar a todos los que tienen un sitio web se crearon 14 pautas que explican y ayudan a mejorar la accesibilidad, existen tres grados de accesibilidad.

 

Hoy en día Google está premiando en posicionamiento a todos esos sitios que se preocupan por la accesibilidad y la sociedad se encarga de castigar y “demandar” a las grandes empresas que no cumplen con este requisito como fue el caso del Corte Inglés hace unos años.

Todos los que tenemos un sitio web sabemos que mantener, crear o modificar una web para adaptarla a todas especificaciones no es ni barato, ni fácil, ni rápido así que en muchas ocasiones directamente no hacemos caso de ese tipo de necesidades sociales.

Pero ¿En el S. XXI aun no se creó una forma más sencilla de accesibilidad?

Pues si, pero aun no se desarrolló, pero tu puedes ser el primero.

Estamos en la era de los sistemas mecanizados y robots, estos sistemas deberían hacer el trabajo de la accesibilidad por nosotros.

¿De que forma?

A continuación exponemos una posible y sencilla solución

Si finalmente tu decides incluir un chatbot en tu sitio web será muy cómodo para ti hacerlo accesible porque usarás para ello a tu asistente virtual.

El asistente virtual que debes tener instalado en tu sitio web es el que trabaja solo con formularios predeterminados, que ofrece opciones y va guiando la consulta.

Se deberá incluir una funcionalidad a este asistente virtual que será la de voz, esta opción dará la posibilidad de encendido o apagado.

Vamos a imaginarnos un posible caso real.

Una persona con visibilidad reducida entra en nuestro sitio web y una voz le saluda diciendo;

Hola, soy tu asistente virtual de “Pizzería Tuto”si no quieres utilizar el sistema de voz puedes apagarlo en la parte inferior izquierda, de lo contrario pulsa tabulador y          comencemos la búsqueda.

Automáticamente tu sitio web pasó a ser un sitio web accesible en su totalidad, fácil de usar y con gran potencial para todos sus usuarios solo con utilizar un asistente virtual completo y un sistema de voz.

La forma de elección será a través del tabulador que irá saltando de una a otra opción;

¿Que desea consultar?       

Menús Productos Ofertas

Como vemos con un click en el tabulador marcamos Menús, con otro salta a Productos y con otro más Ofertas, si se da otro vuelve a empezar, según vamos pasando las opciones con el tabulador el sistema de voz va leyendo donde estamos posicionados y en el momento en que se decida lo que se quiere consultar se pulsará enter.

Este sistema se puede utilizar para todos los productos y consultas, si en algún momento se necesita introducir datos el asistente virtual irá diciendo dato a dato que hay que introducir para que se vaya incluyendo e irá leyendo lo que se escribe antes de aceptar para que no se produzcan errores.

De esta forma cualquier persona puede acceder a nuestra web, pero también damos la opción de que se pueda utilizar en cualquier lugar sin necesidad de usar ningún sistema especial o lector de pantalla. Si una persona invidente sabe donde está situado tanto el “tabulador” como el “enter” ya podría navegar sin ningún tipo de limitación y en caso de necesitar incluir datos si sabe manejar el teclado convencional tampoco tendría ningún problema para completar su proceso.

No se si algún desarrollador de inteligencia artificial pensó en algún momento en esta opción pero realmente es una funcionalidad que se podría incluir por todo lo que aporta y realmente.

Se debería comenzar a trabajar en esta opción porque en un futuro próximo los chatbots serán más comunes de lo que nos pensamos y la WAI comenzará a sacar nuevas normativas de accesibilidad que deberemos cumplir y de esta forma nos adelantaremos a los hechos.

 

Business Intelligence Tecnología Web

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *